Jornada de formación religiosas de la Orden de la Inmaculada Concepción

Encuentro anual de jóvenes religiosas de la Federación

No hay comentarios

Del 22 al 24 de mayo, las hermanas de diferentes comunidades religiosas, que integran la Federación Santa Beatriz de Silva, Castilla, y de otras comunidades de la orden realizaron una jornada de formación, a fin de profundizar en temas tan importantes como las raíces humanas, entendidas éstas desde la perspectiva humana, religiosa y comunitaria, a fin de fortalecer nuestra vocación consagrada de manera más integral.

“Cuidando nuestras raíces para extender nuestras alas: un Dios que se encarna en lo humano”, ha sido el tema del encuentro para este año. Durante tres días, Nieves Cogolludo, pedagoga, coaching y consultora profesional de valores y mindfulness, entre otros, ha sido la responsable de coordinar los diferentes temas que se han estudiado.

Las raíces desde lo personal a lo Divino

Consideramos trascendental, profundizar y reflexionar en nuestra experiencia de Dios y desde las raíces, en su base más humana, llegar a nuestro ser personal, para vivir con más intensidad el carisma, la espiritualidad de nuestra Orden de la Inmaculada Concepción, la fidelidad al Evangelio y nuestras Constituciones.

Como monjas de vida contemplativa, estamos abocadas a formarnos y profundizar más en la espiritualidad, el carisma, la vida de oración, la teología y la biblia, pero no por ello podemos dejar de lado la parte humana individual, escucharnos, expresar nuestras emociones y saber gestionarlas.

La asistencia y participación de un buen grupo de jóvenes ha sido beneficioso, ya que la formación al inicio de su vida religiosa, contribuye a que vivan mejor su vida consagrada.

Este ha sido un encuentro para profundizar, compartir, orar e intercambiar
experiencias entre religiosas de diferentes conventos. El apoyarnos en el camino vocacional con un mismo espíritu, es vital para seguir unidas
los pasos de nuestra fundadora Santa Beatriz de Silva. Ella junto a nuestra Madre María, son las compañeras y guías de nuestro caminar como Concepcionistas Franciscanas.

No cabe duda, que estas jornadas de formación y encuentro, fortalecen la
comunicación y diálogo desde la asertividad, que luego se verán reflejados en nuestra vida de comunidad, con el fin de que hayan buenos frutos en nuestras relaciones comunitarias, crezca la sororidad y seamos así, testigos veraces de los valores del Evangelio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s